Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

Papa Francisco a los jóvenes: No se dejen cerrar la boca

Sistema de Información del Vaticano

VATICANO, 12 May. 18 (ACI Prensa).-
El Papa Francisco envió hoy un video mensaje dirigido a los jóvenes, alentándoles a no tener miedo de equivocarse y aprender de estos errores, y, sobre todo, no temer ser santos siguiendo la guía de Santa María. Además, pidió a los jóvenes que no se dejen cerrar la boca.

El mensaje fue enviado con ocasión de la vigilia mariana internacional en el Santuario de San Gabriel de la Dolorosa que se realiza hoy en Teramo, Italia, en el marco de la preparación para el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, a realizarse en octubre de este año.

“No tengáis miedo a equivocaros y de aprender de vuestros errores” porque “así se va hacia delante. Y si alguno –incluidos vuestros padres, vuestros sacerdotes y vuestros maestros– intentan cerraros la boca, recordadles que la Iglesia y el mundo necesitan también de jóvenes para rejuvenecerse a sí mismos”, expresa en el mismo.

Por otro lado, indica que “es hermoso que los jóvenes recen el Rosario, manifestando así su afecto por la Virgen”, dice. “Era joven cuando el ángel le dirigió la palabra, cambiando sus pequeños proyectos para hacerla parte del gran proyecto de Dios en Jesucristo”.

Ella, dijo, “permanece siempre joven, también ahora que la contemplamos Asunta al Cielo, porque la santidad mantiene eternamente joven es el verdadero ‘elixir de la juventud’ del que tanta necesidad tenemos. Es la renovada juventud que nos ha llevado la resurrección del Señor”.

“No tengáis miedo de ser santos, mirando a María, a San Gabriel y a todos los santos que os han precedido y os muestran el camino”, dice a los jóvenes.

También asegura que ellos son “una profecía de paz y de reconciliación para toda la humanidad”. “No me cansaré nunca de repetirlo: no levantéis muros, construid puentes”.

“Enseñad a los adultos, cuyo corazón a menudo está endurecido, a elegir el camino del diálogo y de la concordia, para entregar a sus hijos y a sus nietos un mundo más hermoso y más digno del hombre”.

Sus últimas palabras son para el Sínodo y recuerda que “los jóvenes no muerden, pueden acercarse y tienen entusiasmo, y vosotros además del entusiasmo tenéis la clave del futuro”.

No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia