Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

Funeral del Card. Tettamanzi, padre y maestro que salía al encuentro de cada uno

Sistema de Información del Vaticano

El lunes 7 de agosto tuvo lugar en la catedral de Milán la misa de sufragio por el difunto cardenal Dionigi Tettamanzi. La celebración, en una catedral repleta de fieles, fue presidida por Mons. Gianantonio Borgonovo, quien destacó en su homilía el “modo original” del difunto prelado “de acoger la densa herencia del cardenal Martini “ y guiar “la diócesis con su estilo: el de salir al encuentro de cada uno”. Nuestra ciudad – señaló mons. Borgonovo – lo supo amar y la memoria de su obra permanecerá indeleble, por ejemplo, por la iniciativa del Fondo Familia Trabajo”.

“Acompañemos a nuestro padre y maestro el cardenal Dionigi al abrazo con el Señor Jesús que lo introducirá en la casa de puertas abiertas que es la Santa Trinidad”, dijo por su parte el cardenal Scola, tras finalizar la recitación del Santo Rosario por él presidido, después de la misa.

“La personalidad del cardenal Tettamanzi, su historia, su estar presente a menudo para la Iglesia y para todos los hombres por largo tiempo, se vuelva para nosotros un interrogante para entender cómo estamos viviendo nuestra vida – subrayó Scola. Querido cardenal Dionigi, hasta la vista en Cristo Señor”.

La santa misa fue concelebrada por los cardenales Gualtiero Bassetti, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana y arzobispo de Perugia, Severino Poletto, arzobispo emerito de Torino, Angelo Bagnasco, arzobispo de Genova, Edoardo Menichelli, administrador apostólico de Ancona, Giuseppe Betori, arzobispo de Firenze, Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura. 

Participaron asimismo otros 27 obispos y arzobispos y numerosas autoridades civiles, encabezados por el alcalde de Milán, Giuseppe Sala. En representación del gobierno italiano, participó el ministro de la Agricultura, Maurizio Martina.

Mientras que en la mañana de hoy, 8 de agosto, se celebró el funeral del amado cardenal. El Administrador apostólico de la arquidiócesis de Milán, el cardenal Angelo Scola, presidió la celebración ante más de 5.000 fieles que llenaron la catedral y más de mil sacerdotes. Concelebraron nueve cardenales, treinta obispos y arzobispos, comenzando por el arzobispo electo de Milán, mons. Mario Delpini.  

“Tettamanzi supo hacer de su vida una ofrenda a los demás”, afirmó el card. Scola haciendo referencia a las dos Lecturas sobre la Pasión de Jesús propuestas por la Liturgia y también al Evangelio que describe el encuentro de Jesús resucitado con sus Apóstoles.

Él –agregó el card. Scola – quiso realmente ser un testigo fiel de Cristo, para no perder nada de lo que la Iglesia le había confiado”. “La Iglesia ambrosiana y no sólo – subrayó – sabrá encontrar el modo y las formas para mantener viva la herencia copiosa de este padre y maestro nuestro”.

La muerte de este hombre, “amable y amado”, como lo definió el Papa Francisco en su mensaje, no es una derrota de la vida, al contrario: es la plenitud. Su muerte es una victoria”.

(MCM – RV)

 


No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia