Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

La joven activista Malala Yousafzai apoya en Nigeria la educación de las niñas

Sistema de Información del Vaticano

(RV).- Según los últimos datos publicados por UNICEF, en Nigeria más de 10 millones de niños no asisten a la escuela, lo que quiere decir que uno de cada cinco ñiños no escalarizados del mundo, es nigeriano.

Ante la grave situación del sistema educativo de este país africano, la joven activista Malala Yousafzai que recorre todo el mundo apoyando distintos programas escolares, viajó hasta Nigeria para encontrarse con algunas niñas víctimas del secuestro que tuvo lugar en 2014 perpetrado por el grupo terrorista Boko Haram; visitando la escuela secundaria femenina gubernamental de Yerwa y a varios estudiantes que viven en campamentos para familias refugiadas en la zona de Maiduguri, una de las más afectadas en el noreste del país.

La mayoría de estas personas ha sufrido los daños causados por los insurgentes del grupo terrorista Boko Haram, que llevan más de 9 años sembrando el terror en los pueblos de Nigeria, destruyendo aulas y escuelas. 

"Nigeria es el país más rico de África pero el número de niñas que no asisten a la escuela supera los índices de cualquier otro país del mundo”, afirmó Malala. "Los estudios son claros: la educación de las niñas hace crecer las economías, reduce los conflictos y ayuda a mejorar el sistema de salud pública, por tanto los líderes de Nigeria deben dar prioridad a su educación de inmediato porque estas niñas son el futuro del país”, añadió la joven pakistaní que con tan solo 15 años recibió el Premio Nobel de la Paz, tras haber sido atacada violentamente por el grupo talibán de su país, después de enfrentarse a la prohibición de que las niñas fueran a la escuela.

Desde el inicio de la crisis de Boko Haram en 2009, más de 2.295 profesores han sido asesinados y cerca de 1.400 escuelas fueron destruidas, causando que más de tres millones de niños en el noreste del país carezcan del apoyo necesario para seguir estudiando. En Maiduguri, hay más de 90 campos e instalaciones que dan refugio a miles de familias; no obstante, existen más de 600.000 personas desplazadas que viven con familias, parientes o amigos en las comunidades de acogida, haciendo que las escuelas locales no den abasto.

En este punto reside la importancia de la labor misionera de Malala Yousafzai, quien ha declarado el lunes 19 de julio aprovechando su visita oficial a este país, “el estado de emergencia para la educación en Nigeria", pidiendo a las autoridades y organimos internacionales, “unir fuerzas para trabajar juntos en el desarrollo de los programas educativos, especialmente en aquellos que apoyan la escolarización de las niñas”, las grandes marginadas en tantos rincones del mundo, donde la pobreza y la guerra marcan, para siempre, la vida de millones de personas.

"Sólo soy una persona comprometida, e incluso decidida, que quiere ver a cada niño recibir una educación de calidad", afirma la joven reconocida mundialmente por su incansable defensa de la educación infantil. 

(SL-RV)


No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia