Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

VATICANO - El Papa profundamente entristecido por los acontecimientos de la diócesis de Ahiara

Sistema de Información del Vaticano

VATICANO - El Papa profundamente entristecido por los acontecimientos de la diócesis de Ahiara

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - El Santo Padre Francisco recibió ayer en Audiencia privada a una delegación de la diócesis de Ahiara, en Nigeria, que lleva años viviendo una situación dolorosa (véase Fides 8/6/2017). Los miembros de la Delegación estaban acompañados por el Card. J.O. Onaieykan, Arzobispo de Abuja y Administrador Apostólico de Ahiara, por los Exc.mos A.J. Obinna, Arzobispo Metropolitano de Owerri, I.A. Kaigama, Arzobispo de Jos y Presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria, por S.E. Mons. P.E. Okpaleke, obispo de Ahiara. También estaban presentes en el encuentro el Cardenal Secretario de Estado, el Prefecto y los Superiores de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Formaban parte de la Delegación los rev. Sacerdotes C. O. Ebii, J. N. Uwalaka y U. I.Olekamma; además de la hermana B. O. Ezeyi y el Señor S.A.R. P. Iwu, Jefe Tradicional en representación de los religiosos y los fieles laicos.
El encuentro, caracterizado por el diálogo y la escucha, terminó con una oración a María y con la bendición del Papa.
A continuación publicamos el texto del Santo Padre Francisco:
“Saludo cordialmente a la Delegación y les doy las gracias por haber venido hasta aquí desde Nigeria con un espíritu de peregrinación. Para mí, este encuentro es un consuelo, porque estoy muy entristecido por lo que sucede en la Iglesia de Ahiara.
La Iglesia, de hecho (y pido perdón por la palabra), está como en un estado de viudedad por haber impedido que el obispo pueda ir allí. Muchas veces me ha venido a la memoria la parábola de los viñadores asesinos, de los que habla el Evangelio (cfr. Mt 21, 33-44)… que quieren apoderarse de la herencia. En esta situación, la diócesis de Ahiara está como sin su esposo, y ha perdido su fecundidad y no puede dar fruto.
Los que se han opuesto a la toma de posesión del obispo, Mons. Okpaleke, quieren destruir la Iglesia; esto no está permitido; tal vez no se dan cuenta, pero la Iglesia está sufriendo y el Pueblo de Dios con ella. El Papa no puede quedarse indiferente.
Conozco muy bien los acontecimientos que desde hace años se van arrastrando en la diócesis, y doy las gracias al obispo por su actitud de gran paciencia; es más de santa paciencia, que tanto ha demostrado. He escuchado y reflexionado mucho, incluso sobre la idea de suprimir la Diócesis; pero luego he pensado que la Iglesia es madre y no puede dejar a tantos hijos como vosotros. Nutro un gran dolor por aquellos sacerdotes que son manipulados, tal vez incluso desde el exterior y desde fuera de la Diócesis.
Creo que en este caso no se trata de un caso de tribalismo, sino de apropiación de la viña del Señor. La Iglesia es madre y quién la ofende incurre en un pecado mortal, es algo grave. Así que he decidido no suprimir la diócesis. Sin embargo, me gustaría dar algunas indicaciones que deben comunicarse a todos: en primer lugar hay que decir que el Papa está muy dolorido, por lo tanto, pido que cada sacerdote o eclesiástico incardinado en la diócesis católica de Ahiara, tanto residente, o que trabaje en otro lugar, incluso en el extranjero, me escriba una carta dirigida a mí en la que pide perdón; todos deben escribir de forma individual y personal; todos debemos sentir este dolor común.
En la carta
1. se debe manifestar claramente total obediencia al Papa, y
2. quién escribe debe estar dispuesto a aceptar al obispo que el Papa envíe y al obispo nombrado.
3. La carta debe ser enviada dentro de los próximos 30 días a partir de hoy hasta el 9 de julio próximo. Quién no lo hará ipso facto será suspendido a divinis y retirado de su cargo.
Esto parece muy duro, pero ¿porque hace esto el Papa? Porque el pueblo de Dios está escandalizado. Jesús recuerda que los que escandalizan, deben atenerse a las consecuencias. Tal vez algunos han sido manipulados sin el pleno conocimiento de la herida infligida a la comunión eclesial.
A vosotros, hermanos y hermanas, os doy las gracias de corazón por vuestra presencia; del mismo modo que al cardenal Onaieykan por su paciencia y al Obispo Okpaleke, del que he podido admirar además de su paciencia, su humildad. Gracias a todos”. (Agencia Fides 09/06/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia