Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

El Papa a los obispos venezolanos: acompañar al pueblo en este momento difícil, buscar la convivencia y la paz

Sistema de Información del Vaticano

(ZENIT – Roma, 8 Jun. 2017).- “Seguir adelante con nuestro trabajo pastoral, con el acompañamiento al pueblo en estos momentos difíciles y por supuesto ayudar a buscar la convivencia y la paz”. Esas fueron las líneas que el papa Francisco les dio a los directivos de la Conferencia Episcopal de Venezuela, en la audiencia privada que tuvieron este jueves en el Vaticano. ZENIT pudo conversar con el cardenal Urosa, quien explicó varios particulares de esta situación dramática, que compartimos con nuestros lectores.

Eminencia, ¿Qué orientación les dio el Papa, qué les recomendó?
— Card. Urosa: El Santo Padre ha repetido lo que nos ha dicho en una carta muy hermosa que envió a los obispos venezolanos el 5 de mayo, Nos alentó a seguir adelante con nuestro trabajo pastoral, con el acompañamiento al pueblo en estos momentos difíciles y por supuesto ayudar a buscar la convivencia y la paz. Esas son las líneas fundamentales.

Los obispos Venezuela proporcionan material al Papa sobre la situación, presos y personas asesinadas (Osservatore © Romano)

En el diálogo que había entablado el Gobierno con la oposición y con la mediación de la Iglesia se habló de elecciones, devolver los poderes a la Asamblea Nacional, elecciones y liberación de presos políticos ¿qué pasó?
— Card. Urosa: El 30 y 31 de octubre del año pasado se llegaron a unos acuerdos y el gobierno no los ha cumplido y esa es la razón por la cual la gente está protestando y en rebeldía.

De acuerdo, el Gobierno no los ha cumplido pero ¿en esos acuerdos no habrá algo que la oposición no haya cumplido?
— Card. Urosa: No habían pedido nada de importante porque las cosas importantes son precisamente las que tenía que hacer el gobierno.

El Papa le dijo hace unos días atrás a un político venezolano que ‘Soy el Papa de todos’, pero todos quieren decir ‘es mío’
— Card. Urosa: El Papa es el Papa de todos, y nadie puede pretender que el favorezca a un grupo político. El Papa favorece la paz y la convivencia del pueblo venezolano y está sumamente preocupado como manifestó en sus palabras del 30 abril, le preocupa la gran cantidad de muertos y heridos que ha producido la represión del gobierno.

Pero esta crisis viene desde lejos… ¿qué cambió en el panorama?
— Card. Urosa: Sí, pero se agravó después de que el gobierno quitó las facultades constitucionales de la Asamblea Nacional, elegida en diciembre de 2015, para instaurar un régimen más bien dictatorial, totalitario, marxista, comunista, lo que el pueblo no acepta. Y esto desató hace unos dos meses una rebelión popular, que fue reprimida de manera brutal, yo diría incluso criminal porque ya asesinaron a casi 70 personas.
Con la inflación más alta del mundo los salarios no satisfacen la necesidad de la gente, no se encuentran alimentos, hay quien muere por falta de medicinas. Y es necesario que se resuelva el problema del hambre.

¿Hay presos políticos en Venezuela?
— Card. Urosa: Eran un centenar y pero ahora son muchos más porque el Gobierno llevó a muchos manifestantes a la cárcel.

¿Hay alguna cosa concreta que la Iglesia ya están haciendo para ayudar al pueblo Venezolano además del trabajo pastoral?
— Card. Urosa: En los últimos meses hemos iniciado un programa de ollas comunitarias, que da un poco de alivio al hambre y angustia de esta gente.

¿Y sobre la ayuda humanitaria, de la Cáritas y Ongs ?
–Card. Urosa: Lamentablemente el gobierno no facilita las líneas de ayuda para solucionar los problemas de alimentos y medicamentos que sufre Venezuela.

Hay quien en Venezuela dice que el Papa es bueno y los obispos son malos…
— Card. Urosa: Los hay. Nosotros estamos contentísimos del afecto con el que el Santo Padre nos ha recibido. Le hemos manifestado nuestra unión y comunión. Y por estamos felices el resultado de este encuentro que hemos tenido.

No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia