Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

Dos mexicanos rumbo a la beatificación

Sistema de Información del Vaticano

(ZENIT – Roma, 19 Jun. 2017).- El Santo Padre Francisco recibió este viernes 16 de junio en audiencia al cardenal salesiano Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, y autorizó a reconocer las virtudes heroicas de 6 siervos de Dios, entre ellos dos mexicanos: Mons. José de Jesús López y González, obispo de Aguascalientes y de la madre Humildad Patlán Sánchez. Y También el martirio del venerable Teresio Olivelli.

Aprobadas las virtudes heroicas de una persona, pasa a ser venerable y con un milagro obtenido por su intercesión se abre el camino a la beatificación.

Fueron aprobadas las virtudes heroicas del Siervo de Dios José de Jesús López y González Criado, mexicano, tercer obispo de Aguas Calientes y fundador de la Congregación de las Hermanas Católicas Maestras del Sagrado Corazón de Jesús; nacido el 16 de octubre de 1872 y fallecido el 11 de noviembre de 1950.

Esta congregación cuenta, actualmente, con unas 170 religiosas en México y su principal carisma es la enseñanza entre grupos marginados. Esta agrupación religiosa fue creada en los difíciles años de la persecución religiosa en México.

Tienen presencia en misiones de Guerrero, Chiapas, Chihuahua; en Estados Unidos trabajan con migrantes; en Haití al lado de otras tres agrupaciones religiosas, y en Perú. En Aguascalientes ayudan en la obra La Ciudad de los Niños.


Aprobadas las virtudes heroicas de la Sierva de Dios, Humilde Patlán Sánchez (en el siglo María), mexicana, religiosa profesa de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción. Nació en el rancho de la Concepción, Guanajuato, el 17 de marzo de 1985, siendo bautizada el día 27 de mayo del mismo año con el nombre de María Patricia Magdalena.

Sus padres don Eleno Patlán y doña Cruz Sánchez,  supieron educar a su hija, dándole ejemplo de una sólida vida cristiana. Sus primeros años de estudio los realizo en el internado de las Hermanas Carmelitas Misioneras de Santa Teresa.

Ingresó a la Congregación de Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción el 17 de febrero de 1912. Al recibir el santo hábito el día 18 de mayo de ese mismo año recibió el nombre de Sor Humilde Patlán del Niño Jesús de Praga. Realizó su primera profesión el 25 de mayo de 1913.
Prestó los servicios de: maestra de postulantes, novicias, superiora local, vicaria general y superiora general.

Los otros decretos se refieren a:

– Las virtudes heroicas del Siervo de Dios, Giacomo da Balduina, italiano, (en el siglo Beniamino Filon), sacerdote profeso de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos; nacido el 2 de agosto de 1900 y fallecido el 21 de julio de 1948.

– Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios, Maria degli Angeli, italiana, (en el siglo, Giuseppa Operti), monja profesa de la Orden de los Carmelitas Descalzos y fundadora de las Carmelitas de Santa Teresa de Turín; nacida el 16 de noviembre de 1871 y fallecida el 7 de octubre de 1949.

– Las virtudes heroicas del Siervo de Dios, António José De Sousa Barroso, portugués, obispo de Oporto; nacido el 5 de noviembre de 1854  y fallecido el 31 de agosto de 1918.

– Las virtudes heroicas del Siervo de Dios, Agostino Ernesto Castrillo, italiano, obispo de San Marco Argentano-Bisignano, de la Orden de los Frailes Menores; nacido el 18 de febrero de 1904 y fallecido el 16 de octubre de 1955.

Se aprobó además el martirio del Siervo de Dios, Teresio Olivelli, laico; asesinado por odio a la fe el 17 de enero de 1945. O sea es equiparado a un venerable y con un milagro obtenido por su intercesión se abre el camino para que sea declarado beato. Después de enrolarse como voluntario de los Alpinos en Rusia, dio asistencia espiritual a los moribundos de la guerra. Regresó en 1943 en Italia y entró en la resistencia al nazi-fascismo, volviéndose una figura emblemática. Capturado acabó en los campos de concentración de Fossoli, Bolzano Gries, Flossenbürg, y murió en el de Hersbruck por la golpiza por haber defendido a un compañero.

Los beatos para ser reconocido santos deben cumplir un segundo milagro con lo cual inicia su proceso para la canonización.

No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia