Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

Apoyo del Papa a la Jornada Mundial del Refugiado 2017: «una oportunidad de encuentro fraterno»

Sistema de Información del Vaticano

(RV).- Tras rezar la oración mariana del Ángelus el domingo 18 de junio, solemnidad del Corpus Christi, el Papa Francisco centró su mensaje en la próxima Jornada Mundial del Refugiado promovida por Naciones Unidas y que tendrá lugar el martes 20 de junio y que este año lleva como tema "Con los refugiados. Hoy más que nunca debemos estar  del lado de los refugiados”.

Inmersos en un contexto social donde la crisis migratoria aumenta cada día más, forzando a millones de personas a abandonar sus países de origen a causa del hambre, la guerra y la pobreza; el Santo Padre señaló que en esta Jornada también "recordamos con la oración a todos aquellos que han perdido la vida en el mar o en los extenuantes viajes por tierra".

"Sus historias de dolor y esperanza", continuó diciendo Francisco, "pueden convertirse en oportunidades de encuentro fraterno y de auténtico conocimiento recíproco"; un encuentro que venza los miedos y prejuicios sociales ante la realidad de los refugiados y que sea capaz de "hacer espacio a sentimientos de apertura y a la construcción de puentes”.

Asimismo el Santo Padre pidió unos instantes de silencio y oración por las víctimas y heridos a causa de un devastador incendio, que aún no ha sido controlado y arrasa los bosques de la ciudad portuguesa de Pedrógão Grande, al centro del país.

El Sucesor de Pedro, aprovechó también la ocasión para saludar a varios grupos de fieles y peregrinos llegados desde varias partes del mundo, así como para invitar a todos a participar, ya sea de manera presencial o espiritualmente, de la Santa Misa que celebrará en el atrio de la Basílica de San Juan de Letrán, a las siete de la tarde, hora local de Roma, seguida de una procesión hasta Santa María la Mayor, con motivo de la festividad del Cuerpo y de la Sangre del Señor. 

Palabras del Santo Padre tras la oración del Ángelus:

Queridos hermanos y hermanas:

Pasado mañana se celebra la Jornada Mundial del Refugiado promovida por Naciones Unidas. El tema de este año es "Con los refugiados. Hoy más que nunca debemos estar  del lado de los refugiados”. éste  El foco concreto de esta Jornada se centrará en las mujeres, hombres y niños que huyen de conflictos, violencia y persecución. Recordamos también con la oración a todos aquellos que han perdido la vida en el mar o en los extenuantes viajes por tierra.

Sus historias de dolor y esperanza pueden convertirse en oportunidades de encuentro fraterno y de auténtico conocimiento recíproco. De hecho, el encuentro personal con los refugiados disipa los temores y las ideologías distorsionadas, convirtiéndose en  factor de crecimiento en humanidad, capaz de hacer espacio a sentimientos de apertura y a la “construcción de puentes”.

Expreso mi cercanía al querido pueblo portugués por el devastador incendio que está arrasando los bosques, alrededor de Pedrógão Grande, causando numerosas víctimas y heridos. Recemos en silencio.

Saludo a todos ustedes, romanos y peregrinos; en particular a los que proceden de las Islas Seychelles, de Sevilla en España, y de Umuarama y Toledo en Brasil. Asimismo saludo a los fieles de Nápoles, Arzano y Santa Catalina de Pedara.

 Dirijo también un saludo especial a la destacada representación de la República Centroafricana y de las Naciones Unidas, que en estos días se encuentra en Roma con motivo de una reunión organizada por la Comunidad de San Egidio. Llevo en mi corazón la visita que realicé a este país en noviembre de 2015 y deseo que, con la ayuda de Dios y de la buena voluntad de todos, sea plenamente relanzado y reforzado el proceso de paz, condición necesaria para el desarrollo.

Esta tarde, en el atrio de la Basílica de San Juan de Letrán, celebraré la Santa Misa, seguida de una procesión con el Santísimo Sacramento, hasta la Basílica de Santa María la Mayor. Animo a todos a participar, incluso espiritualmente, (pienso en particular en las comunidad de clausura, en los enfermos y en los presidiarios). Para esto ayuda también la radio y la televisión.

Y el próximo martes iré en peregrinación a Bozzolo y Barbiana, para rendir homenaje a Don Primo Mazzolari y Don Lorenzo Milani, dos sacerdotes que nos ofrecen un mensaje del cual hoy ¡tenemos tanta necesidad! Una vez más doy las gracias a todos aquellos, principalmente sacerdotes, que me acompañarán con sus oraciones.

Les deseo a todos un buen domingo. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!

(SL-RV)

 


No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia