Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

El Papa en la Audiencia: La esperanza es una vela para que sople el viento del Espíritu Santo

Sistema de Información del Vaticano

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 31 May. 2017).- El papa Francisco realizó este miércoles una nueva audiencia general en la plaza de San Pedro, donde le esperaban miles de peregrinos llegados desde toda Italia y de los más diversos países del mundo.

En este día de primavera, el Santo Padre en el Jeep blanco acompañado por dos niños, cruzó los corredores de la plaza, saludando y bendiciendo en particular a varios pequeños.

El Papa retomó en la catequesis el tema de la esperanza cristiana, relacionándolo con el Espíritu Santo, y en español resumió así el tema:

“Ante la solemnidad de Pentecostés, he deseado presentar hoy la relación que existe entre el Espíritu Santo y la esperanza”, dijo el Papa. Y precisó que “el Espíritu Santo sopla y mueve la Iglesia, camina con ella, por eso, del mismo modo que la Escritura paragona la esperanza a un ancla, que asegura el barco en medio del oleaje, también podemos compararla con una vela que recoge ese viento del Espíritu para que empuje nuestra nave”.

“Cuando decimos: «Dios de la esperanza» no significa solamente -prosiguió el Santo Padre- que Dios es el objeto de nuestro anhelo, algo que deseamos alcanzar en la vida eterna; sino que Dios es quien nos colma hoy y en cualquier lugar de su alegría y de su paz”.
“Hermanos -exhortó el Pontífice- estemos seguros de que nuestra esperanza no quedará defraudada, porque el Espíritu ha derramado en nuestros corazones el amor de Dios y da testimonio de que somos sus hijos”.

Así el sucesor de Pedro, indicó que “llenos de confianza, seremos capaces de afrontar cualquier tribulación y de ser sembradores de esperanza entre nuestros hermanos, consolando, defendiendo y asistiendo a todos, como el Paráclito nos enseña y nos guía”.

Al despedirse dijo: “Saludó cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los que han venido para participar en la Vigilia de Pentecostés con ocasión de los 50 años de la Renovación Carismática Católica, así como a los demás grupos provenientes de España y Latinoamérica”.

“Los exhorto -concluyó el Papa- a perseverar en la oración, junto con María, Nuestra Madre, pidiendo a Jesús que el don del Espíritu Santo nos haga sobreabundar en la esperanza”.

No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia