Testimonios

[Testimonios][bleft]

Catecismo

[Catequesis][bleft]

CERS

[CERS][twocolumns]

MFC

[Movimiento Familiar Cristiano][bsummary]

Catequesis del Papa: Nuestra fe nace la mañana de Pascua

Sistema de Información del Vaticano

 

(RV).-  Durante la primera Audiencia General después de la Pascua, el tercer miércoles de abril, el Santo Padre Francisco – ante miles de fieles y peregrinos procedentes de numerosos países reunidos en una soleada y ventosa Plaza de San Pedro – prosiguiendo con su serie de catequesis sobre la esperanza cristiana ofreció una reflexión sobre “Cristo Resucitado nuestra esperanza”. Y lo hizo con la introducción de un pasaje de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, en la que el Apóstol recuerda la Buena Noticia a la que hay que permanecer fieles.

Hablando en italiano el Obispo de Roma recordó ante todo que, a la luz de la Pascua que hemos celebrado la liturgia nos invita a seguir celebrándola. De ahí el tema de su catequesis elegido para esta ocasión, del que dijo que el Apóstol deseaba resolver una problemática que seguramente en su comunidad y en aquella época estaba en el centro de las discusiones. Y explicó que la Resurrección es el último argumento afrontado en su Carta, si bien, probablemente, en orden de importancia, es el primero; puesto que todo, en efecto, se basa sobre esta premisa.

El Papa Bergoglio agregó que hablando a sus cristianos, Pablo parte de un dato indiscutible, que no es fruto de la reflexión de algún hombre sabio, sino de un sencillo hecho acaecido en la vida de algunas personas. Sí, porque el cristianismo nace de aquí. No es una ideología – afirmó el Pontífice – no es un sistema filosófico, sino un camino de fe que parte de un acontecimiento, que fue testimoniado por los primeros discípulos de Jesús. Y que Pablo lo resume con las siguientes palabras: “Jesús ha muerto por nuestro pecados, fue sepultado, al tercer día resucitó y se apareció a Pedro y a los Doce” (Cfr. 1 Co 15,3-5).

Por esta razón – prosiguió Francisco – al anunciar este acontecimiento, que es el núcleo central de la fe, Pablo insiste sobre todo en el último elemento del misterio pascual, a saber, sobre el hecho de que Jesús ha resucitado. Porque en efecto, si todo hubiera terminado con la muerte, en Él tendríamos un ejemplo de entrega suprema, pero esto no podría generar nuestra fe. Porque la fe – dijo el Papa – nace de la resurrección. Y aceptar que Cristo ha muerto, y ha muerto crucificado, no es un acto de fe. Mientras creer que ha resucitado sí lo es. Nuestra fe –  reafirmó el Santo Padre – nace la mañana de Pascua.

Ser cristianos – dijo el Papa al concluir su catequesis – no significa partir de la muerte, sino del amor de Dios por nosotros, que ha vencido a esta implacable enemiga nuestra. Y tras refirmar que Dios es más grande que todo, invitó a llevar en nuestros corazones, durante estos días en que se prolonga la alegría pascual, el mismo grito de Pablo, que resuena en los profetas: “¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón?”. Francisco añadió que si alguien nos preguntara acerca de nuestra sonrisa, podremos responder que Jesús aún está aquí, porque sigue estando vivo entre de nosotros.

(María Fernanda Bernasconi – RV). 


No hay comentarios.:

Señor de la Misericordia